Astorga luce ‘Orgullo’

La Asociación de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales, AWEN LGTBI+, de la provincia de León tiene su sede en Astorga; algo que podría parecer curioso a tenor de la histórica tradición conservadora que siempre tuvo la villa maragata, capital además de una de las diócesis eclesiásticas más grandes de España. Pero lo cierto es que este es ya el segundo año que se organiza un Día del Orgullo en la bimilenaria urbe, y a tenor de la gran cantidad de actividades preparadas para este fin de semana, la repercusión está asegurada.

Dos días muy completos con actos “que están abiertos a todos los públicos y sectores de la población” tal y como señala Carmen Villaverde, presidenta de la entidad y ex candidata a la alcaldía del Ayuntamiento de Astorga por Izquierda Unida (IU). Un programa con charlas, talleres, desfiles, juegos, exposiciones, teatro, conciertos y un mercadillo. Todo, eso sí, estará teñido este año con un poso de tristeza debido a la matanza de Orlando ocurrida hace unos días, donde muchas de las víctimas pertenecían a este colectivo, y así lo han expresado desde la asociación.

¿Y cómo se toma la capital de la diócesis asturicense esta singular fiesta? Desde la asociación argumentan que “el año pasado hubo más habladurías, más comentarios de todo tipo al ser la primera vez que algo así se celebraba en Astorga”. La localidad es una de las más pequeñas del país en acoger actos del día del Orgullo Gay, y eso es un hándicap, “luchamos precisamente para eso, para que festejar algo así sea visto normal en una ciudad de provincias”. Pero además del tamaño, la historia conservadora y monacal de la urbe también juega en contra de AWEN, aunque nadie ha manifestado públicamente su disconformidad. Tampoco el Ayuntamiento, que aún cambiando de color político (del Psoe al PP) apoya los actos. “Nos hemos reunido y pondremos a disposición de la asociación todos los recursos que nos sea posible”, apunta convencido el teniente de alcalde de Astorga, Pablo Peyuca. Pero que nadie se oponga públicamente no significa que no haya voces discrepantes en el municipio. El pasado año, durante la celebración del evento, “hubo algunos insultos mientras disfrutábamos de la comida en la Eragudina” (parque a las afueras de Astorga), denuncian desde AWEN, “pero no se pasó de eso”, detallan. Miembros de algunas de las asociaciones más veteranas de la ciudad “no vemos la necesidad de celebrar esto en Astorga”, apuntan a este redactor.

“A veces el problema nos lo encontramos más dentro que fuera”, opina Villaverde, quien asevera que tratan de que “nuestros propios socios o amigos vivan su realidad en Astorga con naturalidad y sin complejos ni tapujos, pero no siempre es posible”, esgrime la responsable de la asociación. David, un homosexual astorgano que aún no es miembro de AWEN, comenta; “es complicado salir y anunciar tu condición en un lugar como Astorga, tan pequeño, donde de nada sale una tragedia”. Este joven maragato aún no ha comunicado a todo su entorno su condición sexual, pero ve en la entidad “un alivio y una ayuda para todos”. Al otro lado de la balanza, desde el clero astorgano no hay demasiados pronunciamientos con motivo de esta celebración, se mantiene un silencio respetuoso aunque tampoco se ha expresado el apoyo públicamente.

Quienes sí están muy de acuerdo con la fiesta son los empresarios de la ciudad, que han decidido colaborar activamente. Así, desde AWEN han buscado socios patrocinadores que anuncian ya los festejos en sus negocios y ponen recursos a disposición de la organización del evento. Tal ha sido el éxito de participación que son más de 50 los establecimientos que se han adherido a lo que se ha denominado ‘Astorga con Orgullo 2016’. Se pueden ver todas estas colaboraciones así como el resto del programa en la página astorgaconorgullo.tk. Que ustedes lo luzcan bien.

Programa Astorga con Orgullo 2016

Sábado 25 de junio
Zona plaza Eduardo de Castro
12.00 – Pregón a cargo de los concursantes Pekín Express
12.20 – Actuaciones grupo ‘Rebelarte Teatro’
13.00 – Inauguración exposición ‘Yo te cielo’

Zona parque de El Melgar
14.30 – Comida en Karne Magna y apertura del mercadillo
17.00 – Talleres para padres y niños con la actuación del Señor de las Pompas
18.00 a 2.00 – Sweet Party con la actuación de tres ‘djs’.

Domingo 26 de junio
12.30 – 14.30 Ruta de vinos y tapas por Astorga
Continúan abiertos el mercadillo y la exposición ‘Yo te cielo’.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El último Maragato

David Andrés es un tipo diferente. A su edad, 31 años, los jóvenes tienen, digamos, otras miras, otras inquietudes, mirando casi siempre más al asfalto que a las piedras del camino. Este maragato de nacimiento, pasión y devoción dedica sin embargo buena parte de su tiempo a esta comarca, que como escribía la escritora Concha Espina en su obra ‘La Esfinge Maragata’, es “de nombre sonoro y muerta fisonomía”. Una tierra en pleno proceso de total despoblación que ha encontrado en este tamboritero un bastión de resistencia. David Andrés rezuma Maragatería por los cuatro costados y eso se nota. Desde su blog, ‘El tamboritero maragato’, propone actividades como por ejemplo un taller de castañuelas desarrollado en el pueblo de Piedralba y que finalizaba hace tan solo unos días con una participación de unas 25 personas, que pudieron aprender a tocar este tradicional instrumento, parte indispensable del folclore popular; “es indispensable que no se pierdan este tipo de cosas, que la gente sepa y pueda seguir enseñando”, apunta convencido el maragato.

Pero esta página creada por Andrés es un auténtico diario de la zona. Punto de encuentro para muchos particulares y empresas de la comarca que tienen aquí un nexo de unión para conocerse y entablar relación. Casi 800 personas se han unido ya a este grupo de Facebook creado por David y en donde se puede ver todo lo referente a la zona.
Además en este grupo de la multitudinaria red social expone historias de los pueblos, fiestas y actividades, noticias, folclore de la zona pero también de paisajes aledaños como La Cabrera o el Bierzo. Sus fotografías antiguas, de viejos arrieros de finales del siglo XVIII y XIX son celebradas entre los miembros de esta comunidad que crece cada día.

Pero David es mucho más, comenzó con 15 años a aprender música tradicional de la comarca. La flauta y el tamboril sobre todo; “empecé con el maestro Paco de Val de San Lorenzo y estuve con él dos años, luego he procurado recopilar todo lo que he podido para seguir conociendo sones”, apunta. Ha participado en varios documentales realizados sobre la comarca, el último para el programa ‘En portada’ de Televisión Española, emitido hace unos meses en ‘La 2’. Acude a decenas de fiestas aportando su música, “empecé en una fiesta hace ya varios años y ahora voy a muchos pueblos, intento que los bailes no se pierdan”, esgrime, “la Maragatería tiene una peculiaridad y es que la gente de los pueblos sale a bailar, conoce los pasos, eso no ocurre en otros lugares, esto no puede morir”. Tal es su nivel que en 2013 ganó el concurso de tamboriteros en el célebre Martes Mayor de Plasencia, reconocido evento de folclore a nivel nacional. También imparte clases en ‘Arlafolk’, que es la asociación del Reino de León de amigos del folclore. Una pasión, la de tocar flauta y tambor que incluso le llevó a ser el primer maragato vestido con el traje tradicional en tocar en la cima del Teleno.

Pero además este joven, que trabaja en un negocio familiar de panadería y pastelería en Astorga pero que vive en el pueblo (maragato por supuesto) de Piedralba, también es reconocido por estudiosos y escritores como todo un experto en la materia. Uno de ellos, José Manuel Sutil, director del archivo diocesano de Astorga, historiador e Investigador Mayor de Maragatería, apunta que “David es una alegría para todos, que un chico tan joven se interese de esa manera por la tradición y la historia de la Somoza (antiguo nombre que recibía la zona) es algo tan necesario como bueno”.

Y es que este nieto de panaderos tiene sus propias teorías sobre el misterio que arrastra esta comarca, sobre su origen e historia pero también sobre los problemas que la acucian en estos momentos. “La despoblación es ahora la máxima preocupación para la subsistencia de estos pueblos”, advierte, “los ayuntamientos o juntas vecinales tienen que ofrecer ventajas importantes para que la gente quiera instalarse de nuevo en los pueblos”, y pone de ejemplo, “quizás con rebajas o anulaciones de impuestos municipales, cesiones de terrenos u otro tipo de medidas que vayan por ahí se puede conseguir esto”. Algo que ya se está intentando en algunos lugares, como Prada de la Sierra, un pueblo donde una asociación intenta recuperar casas y vida. El tamboritero reconoce que los pueblos más cercanos a Astorga como Val de San Lorenzo “tienen un mejor futuro” pero otros como Manjarín, Prada o Molinaferrera “tienden a desaparecer totalmente”.

La historia y el origen de la comarca es otro punto de debate entre historiadores y académicos pero en el que el joven de la familia Andrés también tiene su propia opinión: “yo creo que el origen de los maragatos está ligado a la figura de Fray Sarmiento, que fue el primero que empezó a debatir sobre la figura de los habitantes de esta zona”.

David cree en este sentido que “los maragatos eran moriscos, moros cristianizados que se asentaron aquí, simplemente”, y advierte “hubo gente que quiso tapar a lo largo de los años la procedencia real de los maragatos y este fraile nunca lo quiso esconder”. También asume que el origen de la palabra que los identifica es confuso, tal y como apuntan otros estudiosos, “creo que es un mote que recibían, pero no se sabe de dónde viene”, y apunta posibles pistas “pudiera ser de la maragota, un pescado que transportaban desde Galicia los arrieros, o bien por bragas del traje e incluso de un pueblo bereber que se llama ‘maragath’”, nada se sabe a ciencia cierta.

David Andrés también opina sobre otro de los temas que suelen crear discordia en esta parte del suroeste de León. ¿Cuál es la capital de la Maragatería? Se preguntan muchos; “depende” contesta David. “Desde un punto de vista histórico, donde mayor actividad arriera se concentró en la edad de oro de la zona es el pueblo de Santiagomillas”, que incluso llego a tener una empresa de diligencias para el transporte de pasajeros y mercancías, aunque matiza, “en estos momentos la economía se mueve en Val de San Lorenzo, se podría decir que es la actual capital por industria y habitantes”, y ofrece una tercera opción, “Santa Colomba de Somoza sin embargo aglutina la mayor cantidad de pueblos bajo un mismo municipio, 16, y además es el de mayor extensión”.

De conversación tranquila y pausada, a David Andrés se le nota pasión por lo que cuenta y enlaza temas durante la conversación que dan una magnifica visión general de una de las zonas más peculiares de la provincia de León. Si se le pregunta por el futuro cambia el gesto “si consigues que 15 personas aprendan la jota maragata, u otro tipo de bailes de aquí y lo enseñen a otras cinco; si logras que algún chaval vaya cogiendo afición por el tambor y no se pierda la cultura popular ya se ha logrado mucho”. David, el último maragato, lucha cada día por eso, por no ser el último.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Astorga no es el mejor lugar para dar a conocer tu situación”

El periódico ‘El día de León’ es mi nuevo refugio, como este blog, para contar historias. Después de más de tres años colaborando en ‘La Nueva Crónica’ comienzo esta aventura de nuevo como corresponsal, que es lo que al final he sido durante 10 años (amén de locutor, claro). Lo importante, aquí o allí, es que me sigan dejando contar las cosas que pasan en nuestros pueblos. Historias como la de Alejandro, un astorgano al que la vida dio un tortazo del que se intenta recuperar poco a poco, junto a su mujer y su hijo. Esta es una historia en el umbral de la pobreza. Una historia sobre la ‘burguesía’ astorgana que ha dejado de serlo.

Alejandro, 38 años recién cumplidos, trabajaba en la construcción, en una conocida empresa astorgana que cesó su actividad hace 4 años. Tenía un buen sueldo, acorde con los tiempos de ‘vacas gordas’ del sector. Cerca de 2.000 euros al mes por su trabajo como oficial de obra. Año 2007 y “viviendo muy bien”, según él mismo nos cuenta a través del teléfono, única manera en la que nos permite entrevistarlo; con el ‘manoslibres’ encendido ya que al otro lado también se encuentra su mujer.

Piso a las afueras de la ciudad tipo dúplex, de nueva construcción y con una hipoteca que representaba el 40 % de ese sueldo aproximadamente. Todo a favor para casarse con su novia (que nos pide que no publiquemos su nombre) que trabajaba en aquel momento en una tienda de ropa en León, desplazándose cada día hasta la capital. Otros 1.000 euros para la hucha común. “Salíamos a cenar todos los sábados a buenos sitios de Astorga o Ponferrada, donde tenemos amigos, viajábamos, nos íbamos de ‘finde’…” comenta la mujer de Alejandro. “Eso se terminó hace mucho”, apostilla casi en un susurro. En 2009 tuvieron a su hasta ahora único hijo. Todo un marco de felicidad que, como en cientos de casos, se vino abajo por culpa de la crisis, que también terminó azotando a pequeñas poblaciones.

“La verdad es que no lo vi venir, teníamos mucho trabajo y cuando van bien las cosas no piensas que puedan cambiar”, señala Alejandro, que perdió su empleo en 2009 y desde entonces no ha conseguido una estabilidad laboral, “he hecho algunas cosas (obras) por los pueblos pero poca historia”. Ya hace más de 24 meses que no disfruta de subsidio de desempleo y desde hace más de un año su mujer tampoco trabaja; una vez se terminó su contrato la tienda decidió no renovarla: “es alucinante lo rápido que te cambia la vida”, apunta ella, que no quiere participar demasiado en la charla. “En nuestro caso teníamos algo ahorrado y hemos podido ir pagando al banco, pero ahora ya nos es muy complicado”, dice su marido. Los primeros servicios sociales, como en muchos otros casos, los asumen las familias de los afectados. “Vamos a comer con mis padres cada día pero hace unos meses decidimos empezar a pedir ayudas y apuntarnos a varios programas de Cáritas, fue un trago”, dice Alex, “pero llega un momento en que es más vergonzoso seguir chupando la sangre a tu gente”. Cáritas suministra comida y ropa a esta pareja y su pequeño y también tramita para ellos una ayuda para la hipoteca de la vivienda, que tienen en venta desde hace un tiempo. “Nunca pensé, cuando iba a cenar hace unos años al Serrano (conocido restaurante de la localidad maragata), que tendría que ir a unas cuantas calles de distancia a pedir comida y ropa”. Desde la entidad perteneciente a la diócesis asturicense también les han informado de otros programas para la educación o las ayudas de carácter más específico.

Alejandro permanece unos segundos en silencio cuando se le pregunta por la situación social que les ha generado su nueva condición, por el hecho de tener que pedir para comer ellos y su hijo en una localidad pequeña, donde el cotilleo está a la orden del día. “Desde luego Astorga no es el mejor lugar para dar a conocer tu situación cuando es desesperada”, comenta casi sin terminar de escuchar la pregunta. “Esto es un pueblo y aquí te meten en la urna antes de morir”, argumenta. El joven capataz de obra cuenta que “hay gente que me ha respondido y me ayuda y otra que no, es así de simple, pero lo que más de me jode es tener que escuchar ciertas cosas, cosas que duelen, sobre todo a mi familia”. Parece que ser pobre en un pueblo pequeño es más complicado que en una gran ciudad. “Todo se magnifica aquí, pero también es verdad que la ayuda llega antes, y los gastos de vivir en un lugar como Astorga es posible reducirlos al mínimo y seguir viviendo”, matiza. En la misma línea habla de su deseo de no ser fotografiado para este reportaje, ni querer dar sus apellidos (en el caso de su esposa ni tan siquiera el nombre): “ha habido casos de gente que sale en los periódicos contando sus penas y luego a lo mejor le ofrecen un trabajo, yo prefiero no hacer eso, no quiero dar pena a nadie”, subraya convencido Alejandro, “si me ofrecen algo que sea porque sirvo”.

Ahora, consciente de su situación “solo quiero que mi hijo esté bien, tenga lo necesario y note lo menos posible nuestras penas”. El Ayuntamiento, Cáritas y los servicios sociales de la Junta “son algo más generosos si tienes hijos, procuran ayudarte, pero llegan a donde llegan, tampoco tengo mucho que reprochar”, responde este astorgano. Lejos de lamentarse, Alejandro tiene ganas de salir adelante, “estoy pendiente de un par de cosas” argumenta poniendo un tono más alegre, “quizás sea algo para irme fuera, ya veremos, ahora lo que necesitamos es vender la casa para quitarnos esa puñetera piedra de encima” aludiendo a la hipoteca, que en este tipo de familias es la verdadera losa que no les suele dejar avanzar. “Antes tenía un mínimo salarial del que no concebía bajarme pero ahora ya no estoy para elegir demasiado”; su mujer, que hacía varios minutos que no hablaba, confirma lo dicho por él con un “ahora eligen cuatro”.

La voz de esta pareja transmite pena, dolor y rabia pero también muchas ganas de levantarse y disfrutar de la vida junto a su hijo. Los malos momentos no han hecho mella en la relación, algo que sí ocurre en muchos otros casos como apuntan diversos expertos, y la sensación tras colgar el teléfono es que, sin duda, lo van a conseguir.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ojalá no llueva café, ni nada, en el campo

Cuando empecé en esto de contar cosas hace una década, uno de los temas que solía darme mucha pereza era el sector agrario, las noticias del campo. No terminaba de cogerle el tranquillo al asunto. Claro, mal vas si quieres ser redactor de noticias en esta provincia y no te interesa el que posiblemente es motor económico de una región entera. Por suerte, al menos en este caso, la letra con sangre entró y a base de artículos y reportajes por aquello de cobrar a fin de mes, fíjense que tontería, conseguí no solo que me gustara, sino que haya sido uno de los temas recurrentes tanto en mis trabajos por escrito como radiofónicos.

Pasar una mañana entera con Matías Llorente (sindicato UGAL) recorriendo el paramo para preguntar por los robos en las explotaciones, recorrer la Cepeda buscando los famosos topillos que tanto daño hicieron o contar las bondades de ese oro verde llamado lúpulo por la ribera del Órbigo, amén de la biblia que he narrado sobre la remolacha, hizo que el interés profesional se convirtiera en personal. Los agricultores son de otra pasta y se hacen querer, casi todos.

A lo largo de estos años he podido acercarme a esta realidad, dura, sacrificada, primitiva y primigenia pero absolutamente necesaria para el futuro de un pueblo, de todo un mundo. He conocido a sindicalistas, técnicos, políticos y cultivadores, esencia de todo este jaleo rural. Y sí, en este país de eterna picaresca ha habido también mangoneo en este sector, con subvenciones millonarias para tierras en baldío, lo que el propio Llorente llama “agricultores de sofá”, concesiones chapuceras con tuberías que deben aguantar una presión de agua y aguantan la mitad, ingenieros que desoyen al profesional del campo y se pliegan a un papel; de todo, como les digo, pero quiero hoy alabar sobre todo al sector primario, ahora que vienen mal dadas por todos los frentes, sobre todo el Atlántico, que descarga y descarga agua.

Les recomiendo que realicen una excursión por la zona del Páramo, o la Vega del Tuerto, o por la Cepeda, o el Órbigo, incluso Maragatería, tierra de muerta fisonomía donde apenas hay cultivos, y sin embargo ahora podrían poner arrozales. Ver, en esta época de siembra, las fincas sin tractores, anegadas de agua y barro hasta los topes, sin un solo trabajador en ellas, da pena, tristeza y rabia. Y los profesionales mirando al cielo, a la Junta y al banco, al que deben mucho dinero y al que piden una moratoria urgente. Imagínense ustedes que van a la oficina y no pueden trabajar porque la escalera está inundada con seis metros de agua y no pueden subir; a la vez su jefe les dice que si no trabajan no cobran. Fíjense la impotencia absoluta; pues esto es igual.

Los políticos se han apresurado a hacerse la foto correspondiente con cara circunspecta en las fincas paramesas, también se han interesado por el futuro de la remolacha, todo muy guay. Pero vamos a lo de siempre. Los agricultores necesitan acciones concretas e inmediatas. Necesitan leyes y medidas, no proyectos no de ley (PNL) que de poco sirven, y buenas palabras. Apretar las clavijas a los bancos y tomar la iniciativa en temas como el control y los planes de modernización. También la Confederación del Duero (CHD) debe poner un poco más fácil el trato. Y luego, claro, hay que mirar al cielo y rezar. Pero que lo de abajo, lo de la tierra que pisamos y que nos da el fruto, esté bien hecho, coño.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Sean Thornton cuelga las botas

La historia que narra la película ‘El hombre tranquilo’ (John Ford 1952) habla de un veterano boxeador (Thornton) que vuelve a casa, a intentar olvidar una mala experiencia y reconstruir su vida en la tierra que lo vio nacer; en las verdes praderas irlandesas, en ese pueblo ya memoria colectiva para todos llamado Inisfree.

La historia de Juan Bardal, jugador astorgano de la Cultural y Deportiva Leonesa, tiene algo de todo eso. Un largo periplo, por casi cada punto cardinal de esta España indolente que también hizo víctimas a los futbolistas de la desproporcionada construcción, para volver a su tierra y ser feliz, o al menos intentarlo. Dos deportistas que sellan una etapa de su vida en los verdes parajes de, en este caso, Irlanda y León.

Sin contar lo mismo, cierran filas algunas similitudes y tres palabras: deporte, hogar y vida. Sin tragedia pasada, como Thornton, el currículo de Bardal transita desde su primer club, el Atlético Astorga, hace dos décadas, pasando por muchos: Valladolid, Coruña, Jerez, Lugo, Benidorm, Cuenca y Pontevedra para volver a su casa, o casi. Y es que como él mismo dijo hace unos días, “no he sido un culturalista de cuna pero ahora soy uno más de ellos”. En Astorga, al contrario de lo que algunos creen, hay mucho sentimiento leonés.

Pero como algunos de ustedes habrán podido adivinar, no he escogido por casualidad la obra maestra de Ford para comparar a su protagonista con mi amigo. Bardal, como muy pocos futbolistas de su época, siempre tuvo más cosas en la cabeza que un balón. Ha sido un deportista atípico, que si bien no ha llegado a la élite de su profesión sí ha procurado enriquecerse, pensar y ser más inteligente que muchos de sus compañeros, que ahora se ven abocados a pagar con nominas de tercera hipotecas y coches que compraron con sueldos de primera. Si ha habido (y aún hay) una categoría peligrosa en ese sentido siempre ha sido la Segunda División B. Toda una montaña de naipes que ha terminado por caerse, cual edificio inacabado por quiebra del promotor.

Juanín estudiaba magisterio en Valladolid mientras muchos de sus compañeros vivían una irrealidad cavada en un hoyo profundo. Bardal aprendía inglés, se titulaba para poder ejercer de entrenador. Leía, veía películas, hablaba de política o de viajes, de cultura o educación. Estoy realmente orgulloso de cómo alguien que empezó a ganar un buen dinero desde muy joven ha sabido mantenerse tranquilo. Ahí quería llegar. Juan es, como Sean, otro hombre tranquilo.

Un hombre que además, sigo ligando el tema de la comparativa, adora esta película, una de sus favoritas. Un tipo que ama a Ford y ha leído, entre otras muchas joyas, ‘El guardián entre el centeno’ merece la pena escucharlo. Tenerlo en cuenta. El joven Sancho (un disfraz le puso el mote), que todavía no tiene un suegro como Will Danaher, cuelga sus botas de la misma manera que las llevó durante 20 años: con tranquilidad. La calma de quien sabe que solo cierra una etapa para abrir otra, de quien se siente seguro de cosechar el mismo éxito a partir de ahora, quien ha vivido del fútbol pero nunca obsesionado con él, sabiendo que algún día, siendo aún joven para todo lo demás, tendría que cerrar el quiosco. Lo ha hecho de una manera modélica.

Si hubiera más futbolistas así este deporte no sería, como es, un nido de imbéciles que se creen dioses, y lo que es peor, un nido de tontos que imitan a esos imbéciles que se creen dioses, con sus neceseres de Louis Vuitton entrando en las instalaciones de equipos de tercera con aires de Champions, y sin más objetivo en la vida que hacer bien el corazón con las manos cuando marcan un gol. Gente que no calza ni mesas con un libro. Juan Bardal, como algunos más, dignifica el fútbol, lo hace respetable. Un deporte que sin él a partir de ahora, será de nuevo un poco más burdo, déspota e ignorante.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

De incendios, bomberos – concejales y otras miserias locales

Es quemarse una casa en Astorga y ver a Pablo Peyuca y Juan Castro subidos por los tejados. Le ponen un par al asunto, la verdad. Sin medios, ni materiales técnicos, imagino que con los conocimientos justos. Suben, ven, controlan, se la juegan. Y es que la relación entre un concejal y un constructor no siempre tiene que estar construida, valga la redundancia, a base de sobres, licitaciones urbanísticas y patas de jamón. A veces basta con ser simplemente amigos de la infancia.

Ya los vimos en agosto de 2014 haciendo lo mismo en la casa anexa al teatro Gullón. Por aquel entonces sin bomberos voluntarios, sin un triste camión de apoyo, y sin los profesionales de León, que esta vez sí acudieron prestos al rescate. Será cosa mía o tendrá algo que ver el hecho de que ahora sea el mismo partido el que gobierna en las dos ciudades. Parece que el teléfono suena más alto y se descuelga más rápido. Serán cosas mías, repito.

Lo que parece meridiano es que el último incendio en la muy noble ha destapado varios asuntos que dan para una sincera y, como siempre, subjetiva reflexión.
Por una parte está el propio tema del fuego. Volvemos a lo de todos los días. La pasada semana el presidente de la Diputación, Juan Majo, apuntaba que la red de parques ‘voluntarios’ estará operativa en su totalidad en un par de años. Así mismo, el correspondiente a la zona de La Bañeza y Astorga, según matizó, será el primero en organizarse. Aún se valora la ubicación, aunque parece que Riego de la Vega tiene muchas papeletas. Realmente Astorga no es el punto más equidistante entre ambas comarcas y el hecho de que la ciudad vecina sea gobernada por los socialistas tampoco es un punto a su favor.

Los de la Vega ya han ofrecido hasta los terrenos. Se puede volver a entrar en el debate sobre la necesidad de un parque profesional, en vez del apaño que van a hacer, pero tal y como está el panorama es mejor un mendrugo de pan para echarse a la boca que nada. A falta de pan, buenas son tortas. ¿Conformismo? ¿Pasotismo? No, la puta realidad. El día que se te queme la casa agradecerás cualquier manguera que pueda salvártela.

Que el incendio pudo ser provocado es algo casi demostrado. Unas viviendas que a punto de finalizarse fueron abandonadas por la constructora que quebró hace casi una década, y que alojaban a varios ocupas desde hace tiempo. Ocupas y pandillas que encontraron un estupendo lugar para fiestas y botellones. El equipo de Gobierno señalaba que llevaba con este asunto desde el pasado mes de octubre. Aunque, digo yo, la limpieza y el vallado que realizaron esta semana también lo habrían podido realizar hace seis meses ¿no?

Para los que vuelven la mirada hacia otro lado, Astorga también presenta este tipo de realidades. Ocupas, sin techo, sin papeles, sin oportunidades. Y no seré yo quien defienda ni acuse a alguien que ante la situación de verse al raso opta por colarse en una vivienda, deshabitada, que no es la suya, pero yo también lo haría. El problema sigue siendo el mismo. Constructoras que venden la piel del oso antes de cazarlo y que poco o nada tienen en cuenta al comprador, y menos al vecino de al lado, que ve como lo que podría ser una zona residencial se convierte en una zona residual. Un nuevo problema se abre ahora con los ‘inquilinos’ ya asentados en estas viviendas. Una nueva promotora terminará los adosados y, evidentemente, echará a los ‘sintecho’.

Así están las cosas. También llegan las miserias, las incomodidades y la realidad que muchos lugareños solo ven por la tele, pensando que a un pequeño pueblo de provincias no llegan este tipo de historias. Un nuevo foco se añade al tremendo caso de los pabellones del oeste, en el barrio de San Andrés, con chabolas infrahumanas e insalubres. Con conflictos familiares de todo tipo. De esto no hablan los periódicos. De esto no se puede escribir para los premios periodísticos, que solo quieren las bondades, el chocolate, el palacio y las mantecadas. Esto también es Astorga. Un lugar con incendios, bomberos – concejales y varias miserias locales.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mi Gran Tesoro

“La persona que te quiere y te cuida. El cuentacuentos que te hacía sentir bien cuando eras pequeño. Las paredes y el tejado de mi casa. El marcapáginas de mil libros. Sabor a chocolate a todas horas.”

Adrián, de 11 años, vecino de Santiagomillas y alumno del colegio La Salle de Astorga, es el ganador del quinto concurso de redacción sobre el día de la madre que desde Onda Cero La Bañeza – Astorga hemos puesto en marcha con los colegios de estas dos ciudades, además de otros pueblos como Santa María del Páramo, Veguellina y Hospital de Órbigo. Diez ‘coles’ con decenas de niños participando y escribiendo por y para sus madres, y también, por qué no decirlo, por los euritos del premio.

Teníamos hace unos días al ganador casi elegido cuando cayó en mis manos el texto de Adrián, ‘Mi Gran Tesoro’. “Para, para, para”, exclamé en voz alta. “Aquí hay mucha carga de profundidad”, apunté. A frasecitas. Con puntos y aparte. Como retazos de una serie de pensamientos incontrolables. Sabores, olores, sentimientos llevados de forma tangible al papel. Así era el relato del joven maragato.

“Flor hermosa que requiere de mis cuidados. El pirata que lucha por su tesoro, su familia. La muleta que ayuda al cojo. Primer Ángel de la Guarda. Lápiz que dibuja tu sonrisa más perfecta. Goma de corrección de mis errores”.

La historia de Adrián es la de cientos de niños que tienen que hacerse mayores de repente, que la vida les juega una mala pasada cuando solo debe pasarles un balón de fútbol. Un niño (y un no tan niño) nunca debería ver a su madre enferma de cáncer, luchando por su vida. Pero ocurre, cada vez más. Y deben madurar para llorar, deben hacerse fuertes aunque no tengan cómo. Tienen que dejar de ser rapaces para acompañar el trance. Adrián, con lápiz y papel, liberó sensaciones de cuanto le pasaba por la cabeza. Su madre es la muleta, el chocolate, el cuento, el pirata, la goma de borrar… Simplemente magnífico.

Desde la primera línea supe que ese relato tenía un poso de tristeza, de melancólica admiración, algo sucedía ahí, hasta que el final del texto desveló toda esa fuerza latente. Un sentimiento de un niño hacia su madre que pese a todo, sigue siendo su gran tesoro.

“Y todavía quedándome corto y sin exagerar, mi madre es todo esto y mucho más. Con esta dedicatoria en especial para ella y para que gane su batalla contra el cáncer”.

Un puñal al corazón del lector, un grito a la vida y eso, tal y como escribe: quedándose corto. La mamá de Adrián se recuperará, ya lo hace, y el pequeño sonreirá como antes. “Es la única alegría que nos hemos llevado en meses”, comentaba el padre llorando tras recibir nuestra llamada para comunicarle que su hijo era el primer premio del concurso.

Un galardón merecido, no por pena, ni por el lloro fácil. El muchacho ha sido el número uno porque ha sabido sacar el alma al papel y ha contado qué y quién es su madre. Decenas de redacciones hablan de la mejor mamá del mundo; esta, sin embargo, no presume de la mejor, ni de la más exquisita cocinera, ni de la súper deportista. Habla, como han podido leer ustedes, de un pequeño gran tesoro que cada uno tiene, que huele, sabe y siente a madre, incluso, y sobre todo, cuando está enferma.

En el día de la madre, y cada día del año, el que pueda que la agarre fuerte, la haga reír y le diga que es el chocolate, el pirata y el lápiz que dibuja sus vidas. Háganlo, porque igual llega el día que no pueden, y se arrepienten de no haberlo hecho. Adrián lo sabe y lo hace, lo escribe y lo siente. Abre a cada instante, en definitiva, Su Gran Tesoro.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario