Encantos por conocer, al lado no siempre es cerca

Vaya por delante que por este artículo el que suscribe no se va a llevar ningún tipo de comisión ni pago. Para ‘mal pensantes’. También aviso que no soy ningún experto en temas gastronómicos y turísticos; pero sí tengo ojos en la cara y cierto gusto por los, llamémoslo, espacios de calidad.
Ahora que llegan las vacaciones, época de estío, más tiempo libre, o como poco, interminables horas de luz diurna para disfrutar, nos arrojamos a los brazos de internet para ver dónde podemos evadirnos, despejarnos, respirar y recuperarnos de cualquiera que sea nuestra realidad diaria, rutinaria y rutilante realidad.

Dicho esto, prólogo quizás innecesario pero que da gusto escribir, les propongo en este post una serie de lugares en nuestra comarca donde se puede respirar, descansar, comer, cenar, o simplemente pasear. Lugares mezclados con el entorno pero con personalidad propia, con gusto, con clase…dignos de estar donde están. (Y es que muchas veces pesamos que tenemos que recorrer muchos kilómetros para encontrarlos, cuando los tenemos aquí).

Este post surgió a sugerencia de mi amigo Héctor Bardal (un tipo, amante del Románico, con mucho recorrido y que sabe apreciar lo bueno) al hablar de la casa rural ubicada en Valderrey llamada A-ti.
Un establecimiento regentado por dos holandeses, Willy Brouwers y Arie Lengkeek y que acaba de conseguir, según una prestigiosa guía turística belga, el premio a la mejor casa rural ‘Bed and Breakfast’ del sur de Europa compitiendo con otras 200 de varios países. Además, a consecuencia de este premio, el Ayuntamiento de Valderrey les ha otorgado la medalla de Oro del municipio. Un acto celebrado este sábado día 29 de junio. El alcalde de la localidad, Gaspar Cuervo, ha reconocido que A-ti ha puesto al pueblo en el mapa mundi.

A-ti es una casa tradicional, restaurada con gusto, que no tiene demasiadas habitaciones ni un comedor grande, doce o catorce comensales, pero que la cercanía y el trato son de cinco estrellas. Willy y Arie cocinan sus menús sin carta, ofrecen a los comensales y clientes unas determinadas viandas, elegidas por ellos, pero consiguiendo que todo el mundo disfrute, saboree cosas nuevas. Habitaciones elegantes, arquitectura típica, piscina de verano, patio interior… y la posibilidad de que sus dueños te diseñen el fin de semana, con rutas y visitas a los puntos más importantes de la provincia. Aunque también te puedes quedar en el pueblo, viendo al vencejo volar, con una copa de vino del Bierzo y con una buena conversación. Lugar imprescindible.

El Camino de Santiago da innumerables lugares de interés. Solo recorriendo desde Astorga a Molinaseca el número de establecimientos a visitar es elevado. Pero si no han ido a la hosteria Camino, en Luyego de Somoza, no se lo pierdan. Una casa maragata perfectamente rehabilitada da lugar a este establecimiento, con sello de Posada Real. El comedor principal es sencillamente alucinante, con grandes tapices, chimenea y un gusto por lo clásico también en vajilla y mantelería, en un entorno rural. En verano su patio interior, característico de estas casas, da lugar a un comedor al aire libre portentoso. En cuanto a la gastronomía su amplia carta da lugar a platos de nueva cocina, no se pierdan sus bolas de croqueta de distintos tipos, pero también solomillos de la zona y buen pescado. Los postres son otra de las especialidades de la casa. También tiene servicio de bar, con lo que si solo quieren ir a tomar una cerveza con alguna tapa es también un sitio ideal.

Otro de los famosos lugares, este solo restaurante, de la zona es el Comedor del Monte, en Tabuyo. Quizás la cooperativa de mujeres más conocida de España lo regenta. Cinco emprendedoras que se han negado a salir de su pueblo para ganarse la vida. Su especialidad, la gastronomía de la zona que ellas mismas recogen, cultivan y elaboran. Un lugar que para los amantes de las setas es de referencia. Aunque también son destacables otros platos con espárragos o frambuesas, por mencionar algunos. Con solo un paseo además se puede uno meter en pleno bosque de Tabuyo, tan dañado el pasado año por el fuego. Un restaurante que también es interactivo, ya que propone visitas guiadas por la zona y cursos de recolección de setas. Además este fin de semana, en Campo de San Pedro, Segovia, la cooperativa recibió el Premio al Desarrollo Rural en la categoría nacional entregado por la Fundación Macario Asenjo Ponce. Sin duda otro imprescindible.

Pero hay infinitos rincones con encanto. La Lechería de Val de San Lorenzo, Carmarga en Santiagomillas, Casa Kika en Luyego, Casa Colomba en Santa Colomba de Somoza, Casa Coscolo y Cuca la Vaina en Castrillo de los Polvazares… gastronomía y buen gusto en la Maragatería.
Evidentemente alguien que viva en Astorga no se va a hospedar a pocos kilómetros de su casa, pero prueben a conocer estos sitios, prueben a degustar estos sitios. Lugares con encanto, con estilo y que les van a transportar.
A-ti-piscina

hosteria-camino-luyego_big

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s