Ciudadano Perandones

Paseando por calles y plazas, con su motocicleta en verano, siempre papel y boli, ahora también cámara… todo tiene hueco para una reflexión, una frase, una foto…
Ciudadano Perandones camina por la ciudad que dirigió dos décadas, y ahora parece que 20 años no es nada, pero lo es. Claro que lo es.

Veterano profesor, que nunca dejo de serlo, que le pudo la cultura, que le puede la literatura. El grupo de los literatos astorganos, del que por derecho ya pertenece, tienen en él un estudiante, un estudioso, que ahora, en su retiro político, vuelve, o sigue, escribiendo Astorga.

Y la escribe como nadie antes lo había hecho; y espero leer muchos más haikús, desde Japón al noroeste de España, contando lo de aquí: “El sol reclama el cimborrio al Teleno tornasolado”. “Tras las murallas, el mago del palacio gime a tus pies”. “En la ancha cerca, alcanza el horizonte con su mirada”. “El Caminante, con su maleta al hombro, tienta al romero”. “De Cuatro Caños, fuiste fecunda Fuente para el paseo”. “Verde es la tarde, en este verde campo de triunfo verde”.

Ciudadano Perandones atiende al ‘2.0’ para ofrecer a todos un espectro de su pensamiento, sus inquietudes, sus gustos. Siempre mirada distinta, siempre atento a lo que surja por la calle. Un peregrino, un atardecer invernal, un amanecer estival, con el Teleno, como diría Colinas, como sombra tutelar. La política, los sinsabores, los números, las cuentas y los créditos, los concejales, las obras y los chequeos…atrás queda todo eso ya… ahora mira el sol arriba, los libros encima de la mesa, la pizarra y la acera.

Atrévanse a conocer al ciudadano Perandones, a descubrirlo en la red, a verlo pasear. Les gustará, les sorprenderá, les animará y les informará. Quizá el último Panero sea él, quizá vuelva la vieja escuela de Astorga con él. Una escuela ahora 2.0. De Facebook y blogueros. Y de sus años de alcalde, mucho se ha hablado, se ha escrito, publicado. No seré yo quien los repase. No seré yo quien los alabe, ni quien los critique. Pero una cosa si está clara, como los haikús. El antes político Perandones nunca dejó de ser honrado, algo que, oiga, no se ve con frecuencia. Un político honrado, un profesor honrado, una persona honrada.

Juanjoaperandones.blogspot.com.es; quédense con ella, todo un regalo si no lo han descubierto ya. Y si lo ven pueden pararle, pueden contarle alguna cosa interesante, y pídanle un haikú, una pequeña píldora de poesía concentrada, sobre su ciudad, sobre sus gentes, sobre el camino o sobre la vía, la original, la otra ni la menten.

Me gustaba como alcalde, pero como de verdad lo saboreo es ahora, como el nuevo Ciudadano Perandones.
Ciudadano Perandones

Anuncios

Un pensamiento en “Ciudadano Perandones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s