El CTR, y la madre que lo parió

Y llega el otoño, y sigue la batalla, y venga, y dale, y toma. Y cada día lo mismo.

Vuelta la burra al trigo. Y cansome ya del CTR, los fardos, la finca, Gersul, Legio VII, El Busto de Santa María y la madre que los parió.

Dicha planta de reciclaje (o vertedero provincial según sea el color del que lo menciona) para los medios de comunicación es como un parque de atracciones. Huelgas, compost envenenado, chantajes, traslados ilegales, subcontratas no recogidas en convenio, impago a los trabajadores, denuncias de los ayuntamientos colindantes, paralizaciones judiciales. Todos los días es fiesta en nuestro maltrecho centro de tratamiento de residuos de San Román de la Vega.

Y ya lo dije en el primer artículo de la primavera, y lo vuelvo a escribir en el primero del otoño. Más me gustaría a mí hablar de las hojas que caen, los corzos que trotan las colinas, las setas, las castañas y las nueces, la recogida de la manzana y el tomate o de los filandones de pueblo. Pero tengo que volver, o mejor dicho, seguir escribiendo sobre lo mismo. El problema es que ya no sé si realmente a la gente le interesa semejante despropósito. El tema es ciertamente cansino.

Pero venga, vamos allá. Colmaré ‘one more time’ la paciencia del querido lector que solo hace que oír hablar de mierda, toda la que tenemos en el CTR llenando el famoso vaso, la que hay en la finca de Santa María del Páramo y, no lo olvide, la que se traslada de un lugar a otro en estos momentos. 500.000 toneladas de ‘ná’.

El centro tiene abiertos varios frentes, aunque por fortuna para los trabajadores uno de ellos se ha cerrado. Y es que con la pinza en la nariz los currantes estaban hartitos de que la UTE no les pagara diferentes complementos salariales que se habían contraído y que se estipulaban en el convenio colectivo. Una huelga de toda la plantilla era inminente para este lunes, dejando los servicios mínimos bajo mínimos y con la basura llegándonos ya al cuello a todos.

El jueves se llegaba a un acuerdo en la delegación de Trabajo de la capital. Parece que la presión de Gersul, la Diputación y el propio Ayuntamiento de León, que iba a empezar a llevar la basura a Botines (añadan uno de esos emoticonos de la cara con la lengua fuera y guiñando el ojo aquí que no quiero líos) ejercieron la presión suficiente para resolver este asunto. Bien, tema resuelto. Pero no canten victoria amigos, en unos meses se tendrá que negociar un nuevo convenio, y esa será otra película.

El circo continúa con el asunto del traslado de basura que se está llevando a cabo desde la finca de la capital paramesa. Algo a lo que las mancomunidades del Órbigo y la Cepeda les parece completamente ilegal. Y después de amenazas varias han tomado las de Villadiego y se han ido al juzgado, concretamente al Contencioso tres de León. Pretenden estos once municipios paralizar cautelarmente dicho traslado y argumentan que con este ‘viaje’ se incumple la normativa medioambiental así como la autorización ambiental otorgada por la Junta (competente en esta materia) en 2007, que prohíbe el vertido en el CTR sin separación y tratamiento previo.

Pues la tuerca ha vuelto a girar y tan solo un día después de que se presentara dicha denuncia por parte de ambas mancomunidades, el juez ha paralizado cautelarmente el traslado, así como el vertido de dicha basura en la planta provincial. Hagan juego señores. Ahora cabe recurso, no duden que Gersul lo intentará todo. Enhorabuena a la Cepeda y Órbigo, se ve que han contratado a un abogado rápido, listo y resolutivo. Denuncia un día, cautelar al día siguiente. Olé.

Y es que a parte de todo lo expuesto, siempre ha olido a chamusquina la rapidez con la que se ha desplegado todo este asunto, farragoso en cuanto a permisos y papeleo. Un dicho y hecho. Acondicionamiento de los accesos a la finca de Santa María, lo mismo en el CTR, subcontrata de operarios, camiones de transporte. Todo a una velocidad de vértigo. Hombre, si fuera Alemania esto, se entendería. En España esta inmediatez es porque algo se quiere tapar, algo quieren esconder…y claro, los señores de Gersul se han quedado ahora con el culo al aire. Pero no duden que seguirán intentándolo

Todo tiene un tufo terrible la verdad. Pero bueno. ¿Qué no apesta en el CTR? La basura, tristemente, sigue saliendo a borbotones.
finca el busto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s