Presupuestando Astorga

Llega el ‘money, money’ señores. Los Presupuestos Generales del Estado acaban de otorgar 950.000 euros para la ciudad de Astorga, divididos en dos apartados. El teatro Gullón, último y único reducto del tan hablado, criticado y entumecido proyecto Lyda, se lleva una partida de 250.000 euros, dentro de una rehabilitación integral que va a suponer una inversión superior a los cuatro millones. El resto, para los de la LOGSE 700.000 euros, será para la puesta en valor (más si cabe) y mejora (no integral pero profunda) del Palacio Episcopal de Gaudí, principal atractivo turístico de la romana urbe y, ojo, segundo monumento más visitado de toda la comunidad autónoma.

Pero vayamos por partes, que dijo el amigo Jack. Y como digo siempre, seguro que muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero lo del teatro me parece simple y llanamente un verdadero desperdicio y despilfarro de dinero. El ex alcalde Juanjo Perandones consiguió, muy al final, incluir dicho espacio cultural en el mencionado proyecto Lyda, que preveía para Astorga una serie de edificios de índole cultural así como la rehabilitación total de la biblioteca pública.

Llegó Lehman Brothers, Blesa y demás golfos y el proyecto quedó en el limbo, o más que en el limbo en un cajón perdido de algún rincón inaccesible del, por aquel entonces, ministerio de Vivienda. El caso es que de todo el proyecto se fue a dar dinerito para el edificio menos productivo. El teatro. Imagínense ustedes esos cuatro ‘kilos’ para convertir la biblioteca en la envidia de la provincia. Un espacio muy usado y por lo tanto muy necesario. Imprescindible. El tiempo dirá el uso, y el éxito que tiene el teatro. Y el caso claro está a 20 kilómetros. El espectacular coliseo bañezano se colma de obras de teatro que generan déficit al Consistorio y que casi nunca llenan de público (800 entradas vendidas en total en el pasado semestre). De hecho en algunas actuaciones apenas han acudido dos o tres decenas de personas. A pesar de los esfuerzos de la concejalía de Cultura.

Esto puede ser como los aeropuertos. Teatros de importancia en León, Ponferrada, Astorga y La Bañeza. ¿Y la gente? ¿Dónde está? Y sé, no se apresuren a abroncarme, que todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la cultura. Pero hay que priorizar. También todo el mundo tiene derecho a moverse en avión y miren lo que ha pasado. Hay que saber dónde estamos. Y lo que hubiera necesitado la ciudad, creo, es una biblioteca nueva, remodelando la misma con su salón de actos y sus dos salas de exposiciones incluidas. Con todo ese dineral que se ha invertido en el teatro se podría haber hecho el verdadero Lyda que la ciudad necesitaba en su edificio público. Un proyecto acorde con una pequeña localidad. La época de los faraones terminó. Espero equivocarme, pero creo que el teatro va a ser un quebradero de cabeza.

Una apuesta más segura es la importante inversión en el Palacio de Gaudí. Astorga, por suerte o desgracia, ha apostado por el turismo exclusivamente. Y aquí tiene un filón con una de las pocas obras del arquitecto catalán fuera de esa comunidad. El ‘palacio escondido’ va a mostrar todo el esplendor de la obra, con espacios nunca vistos. Es, hoy día y mal que pese, el pan que da de comer a la ciudad y hay que cuidarlo (junto con el Camino de Santiago, que tampoco se cuida). Gaudí dejó un mayúsculo legado que se estaba desmoronando. Humedades y diversos problemas de estructura amenazaban el edificio. Problemas que serán ahora resueltos con este dinero y las inversiones previstas hasta el año 2017.

Fábricas de coches, eléctricas, de alimentación… yo querría un gran polígono industrial en la zona, pero tenemos un palacio, que no es poco. Es lo que hay. Y hay que cuidarlo. Por el bien de todos. El dinero llega a una ciudad que en 2015 tendrá una obra que va a dar las alegrías que la otra le va a quitar.

Anuncios

Un pensamiento en “Presupuestando Astorga

  1. El teatro es una inversión contratada por el anterior gobierno, contemplada en varias anualidades; esta sería la última de las contempladas en la ejecución (si bien faltarían aún pequeñas dotaciones). Ha habido la suerte de que no se ha anulado esta inversión. Las opiniones en cuanto a su oportunidad, todas son lícitas; el tiempo y la capacidad de gestión de este espacio indicarán la bondad o no de esta dotación recuperada. Pero falta la segunda fase, cuyo anteproyecto ya se había redactado y que consistía en mejorar la Biblioteca y contar, adosado, con un pequeño auditorio; asimismo, la solución de musealización de los restos del foro romano (que no son todos los visibles). En cuanto a la inversión para el Palacio: una suerte para la ciudad y un aplauso para el Ministerio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s