Comienza el Juego de Tronos

Empieza el baile señores, el juego de tronos de la política local arranca en nuestras comarcas con los primeros movimientos estratégicos, habladurías, chismorreos y condicionales que si quieren les puedo, aquí, en bajito, entre ustedes y yo, comentar. Pero pongan la palabra ‘supuestamente’ delante. Que no quiero problemas con nuestros queridos representantes públicos. Y es que la libertad de expresión y el hecho de que esto sea pura opinión me dan ciertas licencias que no puedo exponer en otros ámbitos de mi vida laboral. Oiga, y me voy a quedar bien a gusto.

El pajarito, no el de tuiter, que también, que tengo recorriendo los despachos consistoriales en Astorga y La Bañeza me va informando de cómo está la cosa, y de los cambios de sillón que se preparan. Y a varios meses vista de los comicios me puedo equivocar, pero no crean que lo haré por mucho.

En La Bañeza está más claro, pero puede haber sorpresas. El PSOE volverá a confiar en José Miguel Palazuelo, que es un poco como el ‘Sálvame’ de Telecinco, mucha gente lo critica pero tiene audiencias millonarias. Palazuelo, hay que reconocerlo, ha puesto a su ciudad en el mapa, e incluso la ha convertido en una urbe medianamente turística, sabiendo explotar muy bien lo que tiene, y casi casi lo que no. Tiene la reelección asegurada. Hay que esperar en todo caso a ver qué hace ‘Podemos’ en la ciudad (algo de miedo hay, no lo duden). Hay una asamblea constituida pero no está decidido si se presentan. El PP, que postulaba a Cristian Alfayate en los pasados comicios no tiene ni pajolera idea de lo que va a presentar en la capital bañezana. El bueno de Miguel Ángel del Egido (responsable comarcal) está más perdido que un político en el metro. El tiro no les salió mal, pero la huida del portavoz es algo que no ha gustado mucho al electorado local. El PAL, si lo intenta, no será de nuevo con José Manuel Pérez Villar, después del desastre de hace cuatro años. Miro Mendo se postula de nuevo como candidato de la UPL. No se agobien, ganará Palazuelo.

Astorga presenta un panorama mucho más dramático, entiéndase la palabra. Para empezar me confirman al cien por cien que Tato Bardal no será de nuevo el candidato. ¡Ah sorpresa! Y no digo ‘de esta agua no beberé’ pero es lo que me chivan, buenas fuentes, que uno ya tiene su callo. Bardal dejará la candidatura a un perfil más nuevo, menos desgastado. Seis votos le separaron de la alcaldía en 2011 y Peyuca no le ha permitido ‘entronar’ en estos años, a pesar de los numerosos intentos. A Tato le habían prometido un sitio en las Cortes de Valladolid, pero la promesa falleció al tiempo que lo hacía la presidenta del PP en León. Veremos qué pasa ahora.

¿Quieren más sorpresas? Pues ahí va otra. No está claro que Victorina Alonso vaya a presentarse de nuevo. La legislatura la ha tratado bastante mal, con muchos líos con la oposición, sin poder llevar un solo punto a los plenos, y sin contar con todo el respaldo de sus compañeros. Sí, eso me dicen, eso se comenta en los mentideros socialistas. Algunos concejales del PSOE no están de acuerdo de cómo la regidora ha llevado y está llevando el mandato. La relación con algunos casos es casi nula. “Y si no…desmiéntemelo”, que diría aquel.
Alonso ha tenido un papelón tremendo estos cuatro años, y le puede la bondad, algo valorable en todos los aspectos de la vida menos en política. Es difícil que dé un buen golpe encima de la mesa y las arañas tejen la tela sin que ella acabe de pasar la escoba. Quizás la presencia de un nuevo candidato en el PP pida paso a un contrincante socialista diferente. Veremos.

Podemos y sobre todo Izquierda Unida tendrán mucho que decir en la capital maragata. Chema Jañez (IU) le ha puesto muchas ganas y parece que tiene cinco concejales a tenor de su trabajo de los últimos meses. Es curioso que un partido que no tiene representación ninguna trabaje de esta forma. Con algunos apuntes bastante irrealizables pero con perseverancia y una forma diferente de ver las cosas auguro que IU conseguirá algún concejal, lo que puede suponer el final del PSOE en el gobierno local.

Y el final dedicado a Peyuca, como no. La estrella de la función. Y dicho vulgarmente y perdonen la expresión, el PAL no la ha visto más gorda en su vida. Siendo sincero no sé como el presidente de este partido desempeñaría un papel como alcalde de Astorga. No lo tengo nada claro. Pero desde luego ha hecho la mejor oposición que se ha visto nunca en Astorga. Incisivo, como el martillo de Thor, currante, atendiendo todas y cada una de las llamadas que recibe. Pateando las calles de la ciudad una por una. Haciendo fotos de cada bache, de cada árbol, de cada señal. Acudiendo a todos los actos que se realizan, con una relación estrecha con la prensa, con todos los grupos y colectivos. Un crack en estas lides. Cuenten con su candidatura para el año que viene y seguramente con algún concejal más de los tres que tiene. No es que vaya a tener la llave, es que con seguridad tendrá la maldita cerradura entera.

¡Qué ganas de ver todo este circo! Entonen ustedes la banda sonora de Juego de Tronos porque esto ha empezado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s