El teatro es sueño, y los sueños, sueños son

“… Salía, por donde suele,

          el sol muy galán y rico,

          con la librea del rey                         

          colorado y amarillo;

          andaban los carretones

          quitándole el romadizo

          que da la noche a Madrid;

          aunque no sé quién me dijo        

          que era la calle Mayor

          el soldado más antiguo,

          pues nunca el mayor de Flandes

          presentó tantos servicios;…”

 

Imaginar la representación de, por ejemplo, una obra como ‘La dama boba’ de Lope de Vega en un teatro abarrotado con más de medio millar de personas en una ciudad que apenas llega a los 12.000 habitantes es un sueño que podrá empezar a cumplirse en cuestión de semanas. Y es que el teatro Gullón de Astorga está a punto de finalizar su esperada remodelación. Han sido más de cuatro millones de euros los que han conseguido levantar un edificio imponente que ha preservado con buen gusto la fachada original del inmueble.

Todo fantástico y maravilloso. Un ‘peazo’ coliseo que quiere desde ya incluirse en la red de teatros de Castilla y León para que se pueda dotar de contenido durante todo el año. Y la gente acuda en masa a ver a Lope, Calderón, Tirso, o Lorca, Vallejo, Echegaray, Grau o Benet. Un  sinfín de obras y actos que doten de un plus cultural a la ciudad.

Claro, la teoría mola un montón. Pero ya saben que aquí uno en su papel de ‘mosca cojonera’ tiene que aguar la fiesta para desgracia de políticos (y políticas). El teatro es un espacio necesario en cualquier ciudad. Eso vaya por delante. Poder ofrecer cultura en mayúsculas al medio rural es casi una obligación. Y eso se va a conseguir.

El problema de todo el asunto es que me parece muy complicado que 550 personas (aforo del teatro) acudan a todas las propuestas. Pero ni 500, ni 400, ni 300… el ejemplo vivo está a 20 kilómetros. El Ayuntamiento de La Bañeza se afana con gran decisión y esfuerzo en llenar el municipal todo el año de obras de mucha calidad, y han tenido funciones con 30 espectadores en la sala (otras como el certamen de monólogos hasta la bandera, cierto es). Como todo, el problema no es hacerlo, viene don dinero del Estado con paso firme, un euro tras otro y así cuatro millones, el asunto es mantenerlo. El coste solo de abrir las puertas ya es excesivo, como para que además por esas puertas no entre nadie.

Con todos mis respetos. El Gullón es mucho teatro para Astorga. En el buen y en el mal sentido de la expresión. Y ejemplo de ello también supone el diocesano, de mucha menos capacidad y en donde se necesita Dios y ayuda para llenarlo. Espero equivocarme y que los astorganos acudan en tropel al nuevo escenario maragato. Buena culpa de que esto suceda tendrá la concejalía de cultura a la hora de traer obras y espectáculos. En la ciudad vecina están empezando a saber de que pié cojean los bañezanos y cada vez aciertan más. Tiempo y dinero, mucho dinero, les ha costado.

La vida es puro teatro. Y más le vale al Consistorio que el teatro también sea vida para la ciudad. Traer a Corsario, por ejemplo, pedir 20 euros y que no te vaya nadie puede estar a la orden del día. Equivocarme espero. Saquen su entrada. Se levanta el telón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s