Ponga un ‘Pintxo’ en sus fiestas

¡Vaya fiestas señora! No hay un minuto libre. Del torneo de pádel directos a la vuelta chapista y de ahí a ver el teatro de Mixticius, no sin antes pasarnos por la Sinagoga a tomar la cerveza escuchando a la banda municipal y justo después de bajar a la piscina para los torneos de natación antes de ir por la tarde a ver a los Jiménez arrastrar autobuses… Y es que, como suele ocurrir, a los ayuntamientos les encanta poner en los programas festivos hasta el respirar de la rana en el estanque, algo digno de admirar por todos claro; croa, croa, croa. Superpoblada, hiperinflada, megaestructurada…la programación festiva es un verdadero maremágnum de actividades que no siempre son tan bonitas como pintan.

Recuerda este corresponsal cómo hace unos años, trabajando para ‘El Mundo’, mi redactora jefe, Carmen Moreno, me mandó a cubrir un evento grafitero que se iba a realizar en la plaza de la Culebra, hoy mal llamada de la Semana Santa, durante las fiestas. El programa advertía del gran acontecimiento del grafiti que se iba a desarrollar en dicho entorno…un espectáculo para todos los sentidos…los mejores ‘Sniper’ de España y tal. Claro, a uno le costaba respirar de la emoción. La tarde era calurosa y yo me fui corriendo a la mencionada plaza. Un par de críos comiendo pipas era todo lo que había allí. Llamadas al concejal, llamadas al técnico de cultura…nadie sabía muy bien que había pasado con esa actividad…y por otro lado mi jefa pidiéndome una foto para la portada del día siguiente, “algo colorista” me decía…allí esa tarde no se pintó ni con un boli bic naranja (que escribe fino).

Buen ejemplo este de lo que quiero decir, hay que vender como sea actividades cogidas con pinzas o muchas veces preparadas por otros, de las que el consistorio se apropia pero que poco sabe de ellas, el caso es engordar el ‘currículo’ de los festejos.
Este año, con poco tiempo para preparar las fiestas por parte de la nueva corporación, han tirado de plagio, no solo en el cartel, que también, sino en la programación. Algo acertado diría yo a tenor de las interesantes propuestas que el anterior concejal del área introdujo en el calendario de la patrona.

Al señor Cesar Núñez se le pueden achacar cosas, deslices o errores más o menos graves en su gestión, yo mismo en este mismo medio algún varazo le di. Pero lo que está claro es que pocos responsables de Fiestas, por no decir ninguno, han tenido la imaginación y la claridad de ideas que sacó a relucir el amigo Pintxo. Quizás una de las mejores fue apostar por los grupos de tributos. Y desde luego nunca le agradeceré lo suficiente haber traído a Astorga el grupo homenaje a The Queen. Los argentinos, que hoy cobran a 30 ó 40 euros sus entradas y que en la muy noble tocaron gratis para el público, son quizá la mejor banda que ha pasado por la ciudad. Espectaculares. Pink Floyd o los Blues Brothers confirmaron esa apuesta de Núñez. Atrás quedaron esos tristes conciertos en la plaza de San Roque. Como olvidar al bueno de Mikel Erentxun, que salió al escenario aquel año bien rayado, dejando ídem al público que lo miraba entre estupefacto y curioso. Lamentable.

Núñez trajo a la ciudad a grupos tributo de grandes bandas pero hizo otra cosa no menos reseñable, como fue dar un espacio concreto y protagonista a las formaciones locales. Es más, la reunión en el jardín de las ‘viejas’ bandas roqueras que inundaban de sonidos callejeros la década de los noventa (Confusos, Sponjas, etc, etc.) fue un evento que se recordará en el tiempo.

El concejal socialista, auténtico hombre orquesta, pudo rescatar estas agrupaciones pero también potenció las que emergían. Por eso hoy podemos disfrutar de veteranos como ‘Europa’ pero también de talentosos chavales que apenas cumplen 20 años como ‘A Hard Days Night’, entre muchos otros. Chavales que ya no tienen que tocar a las afueras pasadas las tres de la mañana. Con un par. A las 11 y en la plaza Mayor.

Pintxo abrió las fiestas al mundo digital, a la integración de los ciudadanos, a las redes sociales, a eventos singulares para los niños como la recreación de San Fermín. Sacudió el aire rancio de puro y coñac al que en parte apestaban los festejos y los introdujo en el siglo XXI. Creo que pronto los vecinos se darán cuenta del buen concejal que tuvimos y al que no se trató con demasiado cariño. Cesar, no te quepa duda que has dejado alto el pabellón, veremos si tu sucesor es capaz de alcanzarlo. Buena fórmula es desde luego seguir con la senda abierta por ti.

Yo invito al PP y al señor Guzmán, hijo, actual responsable de estos menesteres, que mantenga línea abierta con Núñez. Yo le invito, sin ninguna duda, a que ponga un ‘Pintxo’ en sus fiestas.

Anuncios

Un pensamiento en “Ponga un ‘Pintxo’ en sus fiestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s