Señor Raúl Celada, váyase, no le merecemos

Viendo estos meses el gran despliegue que el Ayuntamiento de Astorga y diversas instituciones y empresas de la ciudad están llevando a cabo para patrocinar al joven piloto de motociclismo, natural de Santa María del Páramo, Sergio Vallinas, siento cierta pena. No por el chaval, que es un crack y a buen seguro se merece que lo apoyen desde la ‘Casona’, Honda y hasta Ángel Nieto si es menester, si no por el agravio comparativo que esto supone. Asimismo, siento lástima porque las aficiones del concejal de ‘Actividades del Motor’ no pasen también por el atletismo, por ejemplo. Loable y fantástico me parece su gusto por las motos, solo faltaba, pero no olvidemos la función pública, de él y de todos sus compañeros concejales. Una función que debe actuar como tal, reconociendo y apoyando a sus convecinos, algo, que por cierto el magnífico piloto (paramés) no es.

Y miren ustedes por donde, resulta que en Astorga tenemos a un mayúsculo deportista. Se llama Raúl Celada. Nacido, criado y formado en la ciudad, en el club de atletismo que dirige un gran tipo como Uriel. Un corredor de élite que ha llevado el nombre de la muy noble por toda España. Que ha logrado, entre otras cosas, disputar hace unos días la final del campeonato nacional absoluto (cuando él aún es promesa) de 3.000 metros en pista, o quedar entre los mejores en el nacional de Cross, amén de la victoria en otras muchas pruebas deportivas de máximo nivel desde hace años, siendo componente de los equipos regional y nacional con muchas preseas en el zurrón. Qué pena, en Astorga tenemos a uno de los tres mejores atletas de la provincia, posiblemente junto a Sergio Sánchez y Roberto Alaiz, y no lo sabemos, o no lo queremos ver. Una perla del atletismo nacional y no nos da la gana de que se sienta como en casa, como debería sentirse alguien de su valor.

Aún espero un reconocimiento, una llamada del Consistorio para recibirlo, mostrarle su apoyo públicamente y un patrocinio, una ayuda para que podamos seguir viéndolo volar por la Eragudina, viéndolo llevar el nombre de su ‘pueblo’ allende los mares, porque llegará, tengan por seguro que llegará. Pero claro, cuántos de ustedes conocen a Oscar Husillos, por ejemplo, y cuantos a Marc Márquez. La publicidad de uno y otro deporte es diferente y, por desgracia, sus seguidores también. A algunos nos parece mucho más espectacular ver una carrera de velocidad impulsada por unas piernas que por unas ruedas, más auténtico, más primitivo y natural, mucho más bello. En este caso ver correr a un tipo como Raúl es un privilegio que en Astorga nos hemos cargado. Flotando por el asfalto, con larga zancada y brazos acompasando el arco perfecto. Pero claro, quien paga por eso habiendo motos, o fútbol con padres montando gresca cada día en los campos españoles.

Pero ¿saben una cosa? Lo mejor de Celada no es cómo ni cuánto corre; no es que sea el futuro del atletismo nacional, ni una flecha perfecta en la pista o en el campo. Lo mejor es su humildad, su pasión por lo que hace y sus ganas de mostrarlo a los demás. Lo mejor es poder ver a los chavales (y chavalas) del Club de Atletismo de Astorga mirándolo ‘embobados’ cada vez que aparece para llevar un entrenamiento. Para ellos es un ejemplo en todo, en el deporte pero también en los valores que inculca. Señores del Ayuntamiento apoyen a los deportistas que destaquen y se merezcan un futuro, pero apóyenlos a todos, por favor.

Anuncios

2 pensamientos en “Señor Raúl Celada, váyase, no le merecemos

  1. Enhorabuena a Raúl Celada, un gran atleta; yo también le sigo. Y dicho esto, creo que cada concejal se dedica a su concejalía, la petición que hacéis al concejal del motor, tendría que ser al concejal de deportes.
    Por otra parte ( y me consta, me puedes creer) el concejal del motor en sus años de infancia y juventud fue un gran atleta, también paseó el nombre de Astorga con su colegio por la autonomía y los resultados no fueron malos; con esto quiero que sepan que es amante del deporte y no solo del motor aunque su parcela es concejalía del motor entre otras.

  2. Venga, no hagamos demagogia. Sacar el concejal el nombre de Astorga por la autonomía, me da la risa, entonces tendría que estar Astorga llena de monumentos a la mitad de la población. Una cosa es participar en el deporte, que sí lo hacía el concejal, y otra cosa que haya dejado un “rastro imborrable”. Lo de Raul Celada no ha ocurrido en mucho tiempo, de los pocos que conozco en esta disciplina y ha obtenido logros reconocidos es Salva Calvo. Los demás se quedan en la nueva de moda, bienvenida, de correr por disfrutar. La actitud no siempre acaba en aptitud sobresaliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s