Descojono urológico

De verdad que uno lo intenta. Uno deja descansar su blog varios meses para que tome aire y respire. El autor se toma un tiempo para otras cosas, que le den menos disgustos, también menos alegrías. Ofrecer merecido descanso a políticos y políticas; particulares y particularas, y que ellos me lo den a mí. Y de paso dar por imposible que algunos consigan diferenciar el bloguero del profesional, el opinador del narrador. Que hay veces que se tambalean los garbanzos. Y para tanto no compensa este ‘Antojano’. Pero llega un momento, queridos niños y niñas, que tengo que sacar el veneno que me quema el estomago porque si no me va a matar. Y lo vomito. No será por temas, que los hay como para despachar pan y no parar, pero quizás el asunto sanitario sea uno de los que más me toca la moral. Porque es, desde luego que lo es, lo más sensible para todos, lo único que realmente debería preocupar a esos poltroneros oficiales llamados políticos. Y una cosa es decir y no hacer, y otra es descojonarse a la cara de la gente.

Hablo del nuevo y flamante servicio de Urología del Centro de Especialidades Médicas de Astorga. Qué maravilla oiga. A bombo y platillo llegaba, hace un par de meses, el señor Rafael López Iglesias, gerente regional de salud, para anunciarlo, dándose ‘parabienes’ y abrazos varios con los representantes locales, miembros (y miembras) de su partido. Conquista del esfuerzo, trabajo bien hecho “y desde los despachos”, algo que gusta mucho decir a nuestros ‘populares’ representantes. Fíjese usted que bien. Urólogo una vez al mes. Una vez al mes para un centro de salud que comprende dos zonas sanitaras (Astorga I y II; ciudad y comarcas) y que suma unos 20.000 habitantes. Como decía mi madre: la solución es como el que tiene tos y se rasca la barriga. Que venga un responsable de calado (se supone) a decir esto es simple y llanamente lamentable y sobre todo muy bochornoso. Levantaron un centro nuevo para ganar unas elecciones y ahora nos encontramos con un edificio que cumple lo mismo que el anterior, o menos, más alejado del centro de la ciudad, cuyos muros tapan ventanas del bloque aledaño creando un paisaje de ladrillo y en donde el humo de sus chimeneas inunda las viviendas de ese mismo edificio. Pero eso sí, con urología una vez al mes; demos gracias a Dios y al pepé. “Poco a poco se van consiguiendo las cosas”, dicen desde el Consistorio. Y tanto, amigos. Hace cinco años que abrió sus puertas el nuevo emplazamiento, concretamente el 28 de febrero de 2013 se abrían las urgencias y el 4 de marzo el resto del servicio. Fíjense ustedes si la cosa va con calma. La insatisfacción es mayúscula, se quitan servicios, médicos y personal auxiliar. Unas urgencias donde ni siquiera te hacen una radiografía, y el Hospital de León colapsado, con horas de espera en urgencias.

Y las especialidades sin llegar, o si llegan lo hacen tarde mal y nunca. Medicina interna parece que lo arregla todo; el urólogo viene una vez al mes, los viernes, pero como en marzo coincide su viernes con Semana Santa habrá que esperar a finales de abril para verlo. Dos meses. ¿De verdad señor López Iglesias esto es implantar una especialidad? No se lo cree ni usted, ni el alcalde de la ciudad, ni el concejal de turno ni el último de los vecinos, por supuesto; de ahí que parezca algo ciertamente insultante que llegue para alardear de ello. Filtre una nota de prensa y cállese, pero no venda la moto que no tenemos casco, aunque deberíamos de ponerlo al menos para recibir las tortas en esto de la sanidad rural. No hay más recursos, dicen, pero sí los hay para que tres cargos públicos de León se desplacen a un mismo punto en tres coches diferentes, con tres conductores distintos, con tres gabinetes distintos, con tres fotógrafos distintos. Por favor, estamos jugando con la salud de las personas, con el bienestar más básico del que esta sociedad presume. Una sanidad pública y de (cierta) calidad. Al menos eso. Es más, si no se puede implantar ésta u otra especialidad no lo hagan. Pero por Dios, que no venga el listo de turno a tomarnos el pelo, que ya estamos hartos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s